Van der Wilkinns en: 10 cosas sobre el gimnasio

En este mes de agosto, al que ya solo le quedan un par de horas mientras escribo estas líneas, decidí a apuntarme al gimnasio con varios amigos (yo solo no me meto ahí). Tras 4 semanas de mancuernas, poleas y un sin fin de máquinas que no se que músculos trabajan he decidido hacer una lista. Puedo confesar que no todo ha sido tan malo como pensaba.

Cosas BUENAS (que haya encontrado yo en un gimnasio):

  1. Osea, a ver si me entiendo, ¿esta máquina va ha hacer que me ponga fuerte o no?
  2. Las vistas. Ustedes (los hombres) me entienden. Las mujeres más aún, que voy yo.
  3. Tras 4 semanas en el gimnasio, a toda persona que se lo digo me dice que estoy más fuerte. Cosa que no es verdad.
  4. Mi madre ya no me dice que me ve flaco cuando la veo.
  5. ¿Alguien dijo ropa nueva para el gimnasio?

Cosas malas (por las que te castigarían con un serie mas de bicéps):

  1. ¿Decathlon regala la ropa a la gente que va al gimnasio?
  2. Esas camisetas de tirantes al más estilo Arnold Schwarzenegger que solo tapan el pezón deberían estar prohibidas.
  3. La gente que va al gimnasio para pasearse en las cintas de correr.
  4. Gente que va al gimnasio sin ropa de hacer deporte. ¿Iban a por el pan y decidieron pasarse a darle un poco a las pesas?
  5. ¿Bañadores con calzoncillos? ¿En serio?

Me gustan las zapatillas y me paso varias horas al día hablando de ellas. Dentro y fuera de la web.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer