Domingos de fútbol: New Balance Football

We-are-New-Balance-FootballNew Balance Football esta ya preparado para salir a jugar, y lo hace sustituyendo a Warrior, algo así como el hermano pequeño al que parece que se le acabaron los minutos en el fútbol, tras una ligera prueba, y que tendrá que recurrir a jugar en los deportes que hasta ahora se le han dado bien pero que no molan tanto: Lacrosse y Hockey.

La empresa, con base de operaciones en el corazón de Boston (USA), es más conocida por su línea retro que por su línea de rendimiento. Seguramente Steve Jobs haya vendido más zapatillas que ningún atleta patrocinado por la marca. Pero las cosas están en el momento del cambio, nuevos jugadores dando soporte a la marca, nuevos equipos que lucirán la NB en el pecho a partir del verano 2015 y la entrada en un mercado dominado con el oligopolio de Nike y adidas.

«Nuestro objetivo es estar en el top tres de marcas deportivas a nivel mundial, y para llegar a ese top 3, tenemos que estar presentes en el deporte mas importante del mundo.» — Robert DeMartini (New Balance Chief Executive)

¿Dónde está entrando New Balance?

La NB no llega para pelear con adidas o Nike por el primer puesto o intentar arrebatarles el 70% de Market Share que acumulan entre las dos marcas. Su rival directo es PUMA, la marca alternativa, esa tercera vía que da la posibilidad de escapar del Swoosh o de las tres franjas, esa es la posición por la que lucharía la marca americana.

En cifras, NB consigue en ventas alrededor de 3.000 millones de dólares anuales. Esa misma cifra es aproximadamente la que gasto Nike en patrocinios y anuncios el año pasado. adidas factura una cantidad similar con Reebok, marca que ya no comercializa producto de fútbol.

El valor aproximado del mercado del fútbol está estimado en unos 6.000 millones de dólares.

¿Su estrategia?

Es hora de decir adiós a las equipaciones rellenadas con mil colores y con diseños de dudoso gusto a los que nos tenía acostumbrados Warrior. New Balance Football quiere darse a conocer como una marca de estilo clásico e impresionar por la calidad de sus productos.

Una pista: el precio de las botas estará rondando los precios que tienen las gamas altas de otras marcas (¿300€?) y su disponibilidad se vera reducida a pocos retailers (no las veras en el Décimas más cercano a tu casa). Por otro lado, se abre la posibilidad de ofrecer botas con diferentes anchos de pie, algo que les ha funcionado de forma correcta en su línea de Running y que serviría como aspecto diferenciador.

Este movimiento también busca que se relacione la marca con el deporte de élite y conseguir llegar a países donde no se conoce la marca.

https://www.youtube.com/watch?v=caMJWL4ceXw

No sé si a New Balance le saldrá bien la jugada pero han sabido crear expectación sobre su llegada al fútbol mucho antes de que tuvieran siquiera nombre para sus botas. Por ahora, hay que conformarse con haber visto la camiseta del Liverpool, su primer anuncio y las botas blancas o negras que llevan sus jugadores patrocinados.